loki

Puede decirse que con la mitología nórdica soy como con muchas otras materias que pasan por delante mía y que creo conocer sólo porque sé los nombres: un completo ignorante. Durante muchos años he basado mis conocimientos sobre la mitología nórdica en lo que «he oído» y en distintas fuentes de información que resultaban no ser otra cosa que adaptaciones de la realidad. Si es que a la mitología se la puede llamar así, realidad. Digamos que hay una fuente original y que el resto son variaciones. Mejor, así queda mejor. Pues eso, que nunca acudí a la fuente original [Seguir leyendo]