Cosas de cine y series

23 películas de Sylvester Stallone que ya deberías haber visto

stallone

Andaba yo el otro día viendo por enésima vez Plan de escape, con mis queridos Stallone y Schwarzenegger, y eso me hizo rememorar la cantidad de películas que he visto de ambos. Me crié con el cine de acción de los ochenta y noventa, y a ellos les debo muchas de las frases y escenas que tengo almacenadas en la cabeza, y que algún día me servirán para algo. O no.

Así que me he puesto manos a la obra y he decidido empezar aquí mis “23 cosas”, una serie de posts que publicaré de vez en cuando y que versarán de distintas temáticas, aunque mucho me temo que habrá mucho de cine en ellas, como ahora. Así que aquí tenéis 23 películas de Sylvester Stallone que ya deberías haber visto. Y si no lo has hecho, ya sabes. A buscarlas y a meter palomitas en el microondas. Te explico por qué creo que merecen la pena.

rocky

  1. Rocky. Aquí empezó la leyenda del boxeador ficticio más conocido de la historia. Puedes pensar que Stallone tiene un toquecito dado pero se escribió su guión, dirigió su película, la protagonizó y ganó un Óscar por lo primero. Ahí es nada. Importante para ver de qué es capaz este señor.
  2. Rocky II. La segunda parte tiene aún mucho peso de guión, las siguientes virarían mucho más hacia la acción. Sigue la vida de Rocky en las calles en las que se crió y más de una escena recurrente en las próximas películas nacerán en ésta. Hay que amar a Rocky y ya está. Y de paso a Sly.
  3. Rocky III. El gran B.A. Barracus contra Rocky Balboa. Alguna vez has oído Eye of the Tiger y te has enterado de que se la relaciona con Rocky. ¿Por qué? Pues por la mirada del tigre que Apollo Creed le enseña a nuestro protagonista. Ese entrenamiento en la playa es crema. Auténtica crema.
  4. Rocky IV. Iván Drago. Entrenamiento en la nieve. Es que no hace falta decir nada más. Redonda.
  5. Creed: la leyenda de Rocky. Date cuenta de que me he saltado Rocky V y Rocky Balboa. No ha sido casual. Si quieres seguir con la saga del boxeo, mejor pasa de la IV a ésta. Gran interpretación aunque ya no es el protagonista. Porque no lo es, ¿no?

first-blood

  1. Acorralado. Otro personaje de leyenda, John Rambo. Una película que ha envejecido de maravilla y que sigue siendo un derroche de acción sin precedentes. De esas películas en las que quieres que todo el mundo muera sólo para que Rambo pueda seguir sacando el cuchillo en cada escena. Imprescindible en su filmografía.
  2. Acorralado Parte II. La última realmente memorable, porque la tres sería un poco light y la vuelta con John Rambo no fue muy allá. Vete a Vietnam con Rambo a rescatar prisioneros y disfruta con el apocalípsis que provoca en la jungla.
  3. Los mercenarios. Todo un homenaje dedicado a los que veíamos cine en los 80 y 90, a los amantes de los viejos jinetes, de la vieja guardia. Dolph Lundgren y Jet Li junto a Stallone. ¿Qué más se puede pedir? Ah, sí, Jason Statham. Por favor, es que la tienes que ver.
  4. Los mercenarios 2. La última que valió la pena, la tercera te la puedes saltar y así evitas ver a Antonio Banderas haciendo un papel mu raro. Además, el malo es Van Damme y aparece hasta Chuck Norris. Maldita gozada.
  5. Cobra, el brazo fuerte de la ley. Marion Cobretti luciendo músculos, frases lapidarias y protegiendo a Brigitte Nielsen todo el rato. Es que hay que verla y ya está. Porque Cobretti tiene un problema de actitud, aunque es un problema pequeñito.

ray tango

  1. Tango y Cash. La buddy movie casi perfecta, solo superada por varias entregas de Arma Letal. Con un Kurt Russell super divertido y con un argumento muy loco lleno de agujeros, pero te lo pasas genial y ves muchos tiros y explosiones. Ah, y más frases lapidarias. Pichulín.
  2. Máximo riesgo. Ahora que Sly y Michael Rooker se reunen en Guardianes de la Galaxia 2, qué mejor forma de homenajear ese reencuentro que acudir al primer título que hicieron juntos. Una peli en la nieve con tiros y muertes, y un Stallone “humano”. Muy bueno John Lithgow de malo.
  3. F.I.S.T. Una de la primeras películas de Stallone y que hay que ver sí o sí. No esperes muertes ni batallas ni nada parecido. Va de sindicatos y es bastante buena. Para que sepáis que Stallone sabe hacer otros papeles, aunque no se prodigue.
  4. Evasión o victoria. Uno de los porteros de fútbol más raros de la historia del cine. En aquella alemania nazi, Stallone se puso bajo los palos y dicen que en los descansos de la película escribió Rocky. No tiene mucho protagonismo pero hay que verla. Aunque sólo sea para ver la chilena de Pelé.
  5. Demolition Man. John Spartan contra Simon Phoenix. Stallone contra Wesley Snipes teñido de rubio y haciendo muchas locuras y soltando muchas frases. Por favor, que está Sandra Bullock echando una mano a Sly. ¿Es que todavía no la has visto? ¿No sabes cómo se usan las tres conchas?
  6. Juez Dredd. Podemos estar de acuerdo en que la nueva versión es bastante mejor, o al menos más fiel al cómic original. Pero hay que ver a Stallone de juez enfrentándose a Armand Assante. Una peli muy noventera, muchísimo.

  1. Asesinos. Otra imprescindible, y mira que la ha machacado la crítica, y mira que le han dicho cosas. Pero cada vez que la veo repito muchas de sus frases y me sigue enamorando. Merece muchísimo la pena y si no la has visto ya tardas.
  2. Daylight. O Pánico en el túnel, como la queráis presentar. Otro Stallone “humano” tratando de resolver problemas como puede mientras todo hace aguas, nunca mejor dicho. Está Aragorn, aunque desaparece pronto. Vaya por Dios.
  3. Copland. Otra actuación descomunal de Stallone pese a estar rodeado por piezas como Ray Liotta, Robert De Niro, Harvey Keitel o Robert Patrick. Bueno, este último no cuenta. De nuevo Stallone en un papel diferente, haciendo de un sheriff pasado de peso y sordo de un oído. Es un puñetero peliculón, sin paños calientes.
  4. Una bala en la cabeza. Sorprende, no te esperas una película así y hay que verla. Y está Jason Momoa, por favor. Stallone siempre mola y en esta película mola mucho.
  5. Get Carter. El tito malote que viene a salvar a la familia de su hermano. Otra poco conocida de Stallone pero que hay que ver, con un Mickey Rourke algo pasado de vueltas, y posiblemente donde se produjeron las conversaciones para que Rourke estuviese en Los Mercenarios.
  6. Plan de Escape. El otro día leí que Stallone, que se quiere desmarcar de Los Mercenarios, quería pillar Plan de Escape y convertirla en otra franquicia, y ojalá lo haga. Una peli que merece mucho la pena, con Chuache demostrando que todavía no está demasiado viejo para actuar y con caralarga Caviezel haciendo de antagonista.

Snaps Provolone

  1. Óscar, ¡quita las manos! Qué puedo decir de ésta. Me la sé de memoria, cada frase, cada gesto, dónde entran las melodías, cómo chocan los talones los Finucci y cómo se construye una escuela de linguesta. Esta película lo es todo. Es Snaps Provolone, su mujer y su hija. Es Anthony, es el señor Poole, es Aldo y es Connie. Es como desarmar a Alemania, y hay que verla. Y punto.

 

Y hasta aquí. Volveremos a vernos en estas listas de 23 cosas.